Reseña Funeral Juan Francisco Kuy Kendall

Kuy dos semanas antes de su deceso.

Kuy dos semanas antes de su deceso.

Recuento de hechos al deceso de Juan Francisco Kuykendall Leal

En la madrugada del sábado 25 de enero del 2014, Juan Francisco Kuykendall Leal, compañero Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, director de teatro, activista cultural de larga trayectoria y fiel amigo y compañero, dejó de existir.

El pasado 1 de diciembre de 2012 durante las protestas en San Lázaro, México D.F., por la entrada del gobierno de Peña Nieto, el compañero Juan Francisco Kuy Kendall, fue herido en la cabeza por un proyectil disparado por la Policía Federal. Como consecuencia de esta agresión Kuy sufrió exposición de masa encefálica y desde entonces no recuperó la salud ni la conciencia, encontrándose todo el tiempo postrado en una cama de hospital y sin poder valerse por él mismo. La falta de movimiento voluntario le ocasionó tres escaras sumamente dolorosas, una con exposición de hueso, infecciones urinarias, problemas en los pulmones, entre otras afecciones físicas. La atención que requería nuestro compañero nunca fue atendida de manera completa, puesto que la rehabilitación de este tipo de pacientes necesitaba la intervención de un equipo multidisciplinario que incluyera médico, neurólogo, neuropsicólogo, enfermera, fisioterapeuta, nutriólogo, etc. La poca o mucha atención que tuvo, fue proporcionada por familiares y compañeros de lucha.

La última etapa de hospitalización, la pasó en la clínica No. 30 del IMSS, ubicada sobre la avenida Plutarco Elías Calles en la zona de Coyuya.

El reporte médico del día 25 de enero estipula que a las 4:50 hrs de la madrugada, Kuy presentó bradicardia, hipotensión en forma sostenida y paro cardiorrespiratorio. Se dieron maniobras básicas y avanzadas de resucitación por un periodo de 15 minutos, sin éxito. Dando por terminadas dichas maniobras a las 5:05 hrs. Encontrándose datos de muerte cerebral.

Todas éstas secuelas médicas y el final deceso de Kuykendall, fueron ocasionadas por la agresión sufrida hace más de un año por parte de la Policía Federal y por éste mismo hecho, se tiene interpuesta una demanda judicial en contra de Enrique Peña Nieto, (presidente de la república), Manuel Mondragón y Kalb (Comisionado de seguridad del gobierno en turno) y también en contra de Miguel Ángel Mancera, quien coludido con el gobierno federal, llevó a cabo la represión y agresiones en contra de población civil ese primero de diciembre del 2012.

Debido a este proceso judicial, el cuerpo de Kuy tuvo que ser traslado de la clínica 30 del IMSS al Ministerio Público de Santa Anita, con el fin de emitir las directrices legales y judiciales necesarias para liberar el cuerpo, puesto que se trató de una muerte violenta (Homicidio), en este caso, cometida por el Estado Mexicano.

El trámite burocrático y emocionalmente desgastante en el MP, duró alrededor de 10 horas para posteriormente llevar el cuerpo de Kuy a las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) y hacerle la necropsia de ley.

Este duro proceso en el SEMEFO tardó alrededor de 5 horas que se hicieron eternas, en medio de una noche singularmente fría. Para llevarlo, finalmente, al velatorio No. 1 del IMSS en donde familiares y compañeros de lucha de diversas organizaciones lo esperaron en todo momento.

Cuando el cuerpo de Kuy entró a la capilla, se dejó escuchar entre lágrimas y voces quebradas, pero a la vez fuertes y decididas, el himno Zapatista, fuertes loas y consignas que hicieron, a más de uno, estremecer el corazón.  La música de los compas jaraneros (la música preferida de Kuy), lo acompañó hasta el último momento. De inmediato se hicieron las guardias de honor y duraron lo que restaba de la madrugada.

Poco antes de salir en cortejo fúnebre hacia el panteón de San Lorenzo Tezonco, llegaron los compañeros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (ATENCO), con Trini y Nacho a la cabeza. Se realizó la ceremonia de entrega del simbólico machete a Eva Palma, compañera de vida de Kuy.

A las 12 horas, del 26 de enero, el cortejo fúnebre (con alrededor de 100 personas), salió del velatorio para dirigirse al panteón civil, ubicado en la delegación Iztapalapa. Ahí llegaron más compañeros, de más organizaciones, para darle el último adiós al amigo, al compañero kuy.

En la pequeña marcha para llegar al último recinto de nuestro  compañero, la rabia y el dolor volvieron a salir con más ahínco: con fuertes y enrabiadas consignas, llantos y vacíos en el pecho, Kuy fue devuelto a la tierra. Los testimonios, las palabras de la familia, de los amigos, de su compañera de vida, Eva Palma, se dejaron escuchar. Las guitarras de los jaraneros, también tocó sus alegres tonos, pero en esta ocasión, con un algo de tristeza.

Kuy se encuentra ahora descansando en la fosa No. 13 del lote A-3 del Panteón civil de San Lorenzo Tezonco en la delegación Iztapalapa, para quien guste ir a visitarlo.

Para nosotros, sus amigos y compañeros de lucha, no nos quedará más que seguir su ejemplo de fuerza y resistencia a fin de reconstruir lo que el mal gobierno destruye día con día.

¡No has muero camarada, tu muerte será vengada, luchando!

Comisión de la Campaña Va por Kuy

Red contra la Represión y por la Solidaridad- Valle de México.

Anuncios